El Plan General de Contabilidad distingue dos tipos de arrendamiento: financiero y operativo. Cuando de las condiciones económicas de un contrato de arrendamiento con opción de compra no existan dudas razonables de que se va a ejercer dicha opción, el arrendamiento se considera financiero.

La contabilización para el arrendatario es sobradamente conocida. Sin embargo en este articulo exponemos el tratamiento para el arrendador.

Si quiere conocer nuestro punto de vista, por favor pique en el fichero adjunto:

Contratos de arrendamiento con opción de compra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR